Category Archives: Homemade

Mi primer pan casero

No encuentro pan en Canadá que cumpla mis expectativas. Bueno, más bien sí que lo he encontrado, en los Farmer’s Market es posible encontrar pan que no está mal pero el problema es que durante la temporada de invierno la mayoría están cerrados y los pocos que hay están lejos y no merece la pena ir porque no tienen mucho género por lo que me he cansado de ir hasta allí para comprar un pan y poco más… En verano desde luego es otra cosa pero hasta que llegue el calor de nuevo me he decidido a hacer pan, no parece difícil así que allá vamos.

He encontrado gran cantidad de información en Internet, con recetas más o menos complejas. También me ha asesorado un poco otro expatriado en Canadá. No me quiero complicar mucho así que voy a optar por una receta sencilla:

– 430 g de harina All Purpose
– 70 g de harina de centeno
– 3/4 cucharilla de levadura active dry (tiene el aspecto de bolitas)
– 10 gramos de sal
– 325 ml de agua

2015-01-09 21.53.43

La cosa es muy sencilla, básicamente consiste en mezclarlo todo en un bol hasta que quede una masa homogénea y dejarlo reposar en un tupper tapado con plástico unas 12 horas.

Después de este tiempo, el volumen habrá aumentado considerablemente. Se coloca la masa en una superficie previamente enharinada para que no se pegue, se le da una forma cuadrada y se hacen cuatro dobleces de forma longitudinal. Después hay que dejarlo reposar de nuevo otro par de horas cubierto en un paño de lino o algodón. Este es el aspecto que tiene en este punto:

2015-01-10 13.33.25

 

Hay que precalentar el horno a unos 230 grados con el recipiente donde se vaya a cocer el pan, en mi caso he empleado una cazuela cerámica con tapa pero también se puede usar una de Pyrex o hierro fundido.

He dejado el pan cociendo media hora dentro del horno con la tapa y otros veinte minutos sin la tapa. El antes y el después:

2015-01-10 13.36.07 2015-01-10 14.29.10

 

2015-01-10 14.47.29

Me gusta cómo ha quedado, la miga es bastante densa y la corteza dura y crujiente.

2015-01-10 15.28.11

Category: Homemade

Mi primera cerveza casera

He decidido hacer cerveza casera!! Llevaba ya tiempo pensándolo pero por fin me he decidido. Lo primero que he hecho ha sido empezar por lo típico, comprar un kit cervecero donde viene lo básico para hacer cerveza, he optado por uno de la marca Brewer’s Best que aquí en Norteamérica es bastante conocida. Leyendo sobre el tema he descubierto que hay herramientas que, aunque no son imprescindibles, son bastante recomendables, como un colador, un termómetro, etc… Así que también he comprado estas cosillas.

En cuanto a los ingredientes, para hacerme la vida más fácil he comprado un kit de ingredientes donde ya viene todo lo necesario para hacer 20 litros de cerveza, en vez de comprar los ingredientes por separado. He optado por un kit de la misma marca y la cerveza escogida es una India Pale Ale, un tipo de cerveza fuerte de sabor con bastante presencia de lúpulo y alrededor de 6% de alcohol.

Aparte de los ingredientes básicos (cebada, lúpulo y levadura), este kit viene con unos granos especiales que se usan para mejorar el sabor final de la cerveza. En las siguientes fotos se pueden ver los distintos ingredientes.

  

  

El proceso comienza poniendo agua a unos 70ºC y dejando los granos especiales en un saquito, dentro del agua, para que suelten la sustancia. Una vez hecho esto se añade la malta y hay que dejarlo hirviendo una hora más o menos. Durante este proceso hay que ir echando los lúpulos en determinados momentos, lo que proporcionan es amargor y contrarrestar así los azúcares de la malta.

Probablemente una de las cosas más importantes de la fabricación de cerveza sea el mantener todo lo que vaya a entrar en contacto con la cerveza bien limpio y desinfectado para lo que conviene hacerse también con productos desinfectantes especiales para cerveza. Esto lo digo porque una vez que el mosto ha terminado de cocer es un momento muy goloso para posibles bacterias por lo que en este momento es muy importante enfriar el mosto lo más rápido posible hasta temperatura de fermentación (18-23ºC). Un método consiste en meter la olla en la bañera con agua fría llena de cubitos de hielo, yo me hice con un enfriador que permite enfriar el mosto en 10 minutos aproximadamente. Este artilugio hace circular agua fría a través de una conducción de cobre sumergida en el mosto.

Una vez se encuentra el mosto a temperatura de fermentación, se vierte el contenido de la olla en el fermentador, se añade la levadura previamente hidratada y se cierra. El fermentador posee una válvula llamada airlock que permite la salida de gas pero no la entrada, de esta manera se evita el contacto del líquido con el exterior. En el proceso de fermentación se convierten los azucares de la malta en alcohol y dióxido de carbono.

El proceso de fermentación dura una semana aproximadamente, y con la ayuda de un hidrómetro podemos saber una vez fermentado el porcentaje de alcohol que contiene la cerveza, en este caso ha sido de 5%. He de decir que nada más abrir la tapa del fermentador, empezó a oler la cocina a cerveza y fue glorioso!!

  

Lo último que quedaba ya era embotellar las botellas y dejarlas madurando otro par de semanas para que se carbonataran de forma natural.

Después de todo este proceso ha llegado el momento de la verdad… he dejado enfriando una botella y después de unas horas la he abierto y ha sonado el típico sonido de que tiene gas en el interior. Y efectivamente al echarla en el vaso ha salido bastante espuma, tiene un color ambar y de sabor está muy rica, tienen bastante presencia los lúpulos lo que le da un toque amargo como era de esperar para este tipo de cerveza.

Category: Homemade